Advertisements

Ecommerce y almacén logístico: tips y herramientas para hacerlo más funcional

Ecommerce y almacén logístico: tips y herramientas para hacerlo más funcional


LOGÍSTICA

La eclosión de los ecommerce o comercios virtuales ha revolucionado el mundo del almacenaje y la distribución. Las tiendas online tienen unas características muy diferenciadas respecto al resto de comercios; su lema es la rapidez y han de hacer frente a los encargos de forma ágil y eficaz.

Ese nuevo planteamiento del trabajo ha obligado a reestructurar los clásicos sistemas de almacenaje. Todo debe estar más a mano, porque no hay tiempo que perder. Eso exige organización y soluciones inteligentes, que permitan optimizar recursos y reducir los tiempos de espera.

En la actualidad, hay empresas que se encargan del almacenaje y distribución de la mercancía online y que disponen de todo lo necesario para responder con rapidez. Pero también puedes organizar tu propio sistema logístico. Si dispones de una nave o local y quieres distribuir tu propio material, tendrás que pensar en herramientas de transporte, diseño de espacios y organización del trabajo.

Dispositivos de transporte

En la actualidad, existe una amplia gama de herramientas que facilitan el transporte de mercancías dentro de las naves, como carros de plataforma, elevadores, carretillas, bastidores rodantes, etc. Es importante dotar a nuestro almacén de algunos de estos elementos. Son mecanismos que proporcionan agilidad y rapidez de movimientos, y lo que es más importante, aportan seguridad en la práctica profesional. Todos estos productos de transporte se pueden encontrar también en muchas tiendas online especialistas en logística y equipamiento para empresas, que tienen todo lo necesario para crear un almacén desde cero.

Diseño de espacios

La rapidez en la gestión de los pedidos depende en buena parte de la organización y del diseño de los espacios (llamado también layout). Un almacén para un ecommerce debe tener dos áreas diferenciadas: una para acumular el stock y otra para la manipulación o preparación de los pedidos.

Para diseñar el área de almacenaje, habrá que pensar en las alturas o niveles en los que vayamos a colocar los productos, en las estanterías, en los recipientes o contenedores de los artículos y en el espacio destinado a pasillos. La maniobrabilidad  y la rapidez de movimientos son fundamentales; si un operario ha de perder mucho tiempo localizando y descargando un producto, la operativa se resentirá  y será muy difícil cumplir con los plazos de entrega.

El área preparación de pedidos debe contar con diferentes subdivisiones: zona de embalaje de los artículos, área donde colocar los productos ya preparados, espacio para devoluciones y área para la carga de vehículos. También habrá que pensar en una zona de administración y oficina, donde se lleve un control de la actividad.

Organización y adaptación al cambio

Una vez organizado el espacio y dotado de los dispositivos de transporte adecuados, habrá que organizar el trabajo. Cada comercio online va a tener sus propias exigencias; la clave es tener una buena coordinación entre los departamentos para trabajar de forma ordenada y eficaz. Muchas veces los materiales entran un día en el almacén y salen ya al día siguiente, lo que obliga a crear una estructura de trabajo ágil y coordinada al milímetro.

Otro elemento importante es la flexibilidad. El mundo del comercio online está en proceso de evolución permanente, así que hay que estar abiertos a los cambios y montar estructuras que puedan modificarse sobre la marcha.

Impacto

¿Qué te pareció este artículo?

Recomendar

Recomendar

Si te pareció interesante este artículo, sé el primero en recomendarlo.



Source link

Advertisements

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*